El sábado, 30 de octubre, tuvimos un sábado diferente en la Iglesia de Zaragoza-Torrero.

Desde el departamento de Gestión de Vida Cristiana, celebramos el Día de Acción de Gracias en nuestra Iglesia para dar gracias a Dios por habernos creado, habernos dado la oportunidad de conocerlo, habernos salvado y por todo lo que hay en nuestras vidas gracias a Él.

Al llegar a la Iglesia, nos encontramos con un rico desayuno que pudimos degustar al mismo tiempo que podíamos poner un post-it con un agradecimiento a Dios y pegarlos en un mural. Después, al entrar al templo, el programa comenzaba con diferentes himnos de alabanza y agradecimientos a nuestro Dios y continuaba con testimonios de agradecimiento por parte de varios hermanos de la Iglesia. Fue emocionante y conmovedor escuchar la experiencia que estos hermanos tienen en su vida gracias a Dios.

Luego, tras el estudio de la lección de Escuela Sabática, tuvimos un completísimo programa en el que participaron con canciones de alabanza y agradecimiento diferentes ministerios: el ministerio de sordos, el ministerio de la infancia, los jóvenes de la Iglesia y algunos hermanos que quisieron mostrar su agradecimiento a nuestro Creador y a nuestra Iglesia a través de una oración cantada. Dentro de este programa tuvo lugar la meditación por parte de nuestro pastor, Josué Reta, y también se explicaron los proyectos de Gestión de Vida Cristiana como son el ofrendar a dos manos o el de incluir en nuestra ofrenda 2€ más al mes y hacer partícipes a nuestros amigos y hermanos de esta decisión para que ellos también puedan tomarla y otros proyectos solidarios que estamos llevando a cabo en nuestra Iglesia para animar a más hermanos que puedan participar en ellos.

Tras esta fiesta y alegría, pudimos compartir los diferentes platos y delicias cocinadas en una comida fraterna en la cual disfrutamos muchísimo compartiendo tiempo los unos con los otros.

Éste sin duda fue un día especial para nosotros y deseamos poder volver a celebrarlo próximamente.

Nerea Armenteros